Diese Website verwendet Cookies.

Weitere Informationen erhalten Sie in den Datenschutzhinweisen.


El procedimiento patentado Ingromat® permite quitar incluso las partículas más finas de las superficies.

El proceso de la limpieza se puede subdividir en tres fases:

 

1. Micro humectación de los puntos de los filamentos
Un pulverizador Ingromat® aplica una capa fina del líquido anti-estático Ingromat® sobre el cepillo lineal.

2. Limpieza de la superficie del producto
El cepillo lineal limpia la superficie del producto de un lado a otro. Las partículas se adhieren al filamento micro-humectado que las elimina eficazmente transportándolas hacia la aspiración.
Tres efectos hacen posible esta eliminación:
- efecto mecánico del cepillo lineal
- fuerza adhesiva capilar entre el filamento micro-humectado y la partícula
- el líquido Ingromat® reduce las cargas eléctricas
¡La superficie a limpiar queda seca durante el proceso!

3. Auto-limpieza de los cepillos lineales
A la desviación, los cepillos lineales se abren, las partículas se desprenden más facilmente. Elementos rotativos de acero (racletas) alejan las partículas mecánicamente de los filamentos. Hay además boquillas soplantes que producen un chorro de aire comprimido que cancela las fuerzas adhesivas capilares entre las partículas y los filamentos. El sistema de aspiración absorbe a las partículas.

Nota

El efecto de la fuerza adhesiva capilar es conocido de la vida cotidiana. Si lee un periódico, muchas veces humecta su dedo para mejor poder dar la vuelta a las páginas. El papel se adhiere al dedo humectado. De la misma manera, las partículas se adhieren a los filamentos (cerdas) humectados.